[Crítica] House of cards

La auténtica cara del poder

House of cards es la nueva serie distribuida por Netflix, el servicio de televisión online que causa furor en Estados Unidos y producida por David Fincher el director de El club de la lucha. En ella nos quieren enseñar los entresijos de la vida del congresista Francis Underwood, un hombre que ha sido despechado por el nuevo presidente al prometerle un cargo y luego no concedérselo. Francis entonces iniciará un complejo complot para llevarse a todo el mundo por delante, pues nadie le va a detener en su imparable escalada de poder.

El congresista conoce como si de un reloj se tratara la maquinaria que mueve el congreso de Washington y nos hace partícipes de sus planes rompiendo la cuarta pared y dirigiéndose directamente al espectador, mostrando una cara totalmente diferente a la que enseña a las cámaras: es hombre sin escrúpulos, frío y calculador, las cualidades favoritas para un político.

Y que Dios bendiga a América

Francis está interpretado por un maduro Kevin Spacey que puede que este nombre haga sombra al personaje, pero aun así es muy convincente. Kate Mara es Zoe Barnes, una joven periodista que hará cualquier cosa para conseguir una suculenta historia. La alianza de estos dos personajes desprestigiará a la presidente y desviará la atención hacia donde Francis desee. Claire, su devota esposa y el asesor de Francis completarán este cuarteto maquiávelico que no dudará en manipular a quien sea para conseguir que Francis llegue a lo más alto, pero ¿Cómo de cara resulta la lealtad en los tiempos que corren?

Zoe Barnes, una periodista demasiado moderna para los periódicos

Hay mucha concurrencia de personajes y es difícil quedarse con todos los nombres, sin emabrgo Francis cuenta la trama de manera que nos hace sentir como si todo lo que pasara lo hubiéramos planeado nosotros, lo cual da una sensación de poder y de marioneta al mismo tiempo muy interesante.

Actualmente está la primera temporada completa, pues Netflix quiere innovar en la manera de hacer series. Es posible que esta serie sea el primer drama político que me tome en serio, pues es sucio, es frío y muestra una realidad muy cruda.

Anuncios

3 pensamientos en “[Crítica] House of cards

  1. Pingback: Kevin Spacey sobre la televisión | Blocodonia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s