[Crítica] El Rey León: el musical

 photo El-rey-leoacuten-musical-cartel_zpscc06833d.jpgLo tengo que admitir, soy un frikazo de todo lo relacionado con Disney, (el bueno, el de toda la vida), he crecido con él, como muchos de mi quinta, y eso es difícil de superar. Supongo que por eso el musical del Rey León ha sido uno de los espectáculos más increíbles y emocionantes que he visto en mi vida.

Con una puesta en escena simplemente impecable, aprovechando al máximo el reducido tamaño del Teatro Lope de Vega, el musical consigue que te sumerjas en el universo de la película, con incontables referencias a la África más étnica, tanto en los ritmos, la música como en el excelente trabajo de caracterización de los personajes. Todos los animales están perfectamente representados con complejas estructuras y mecanismos que los otorgan de un realismo casi exagerado, especial mención a las jirafas y las hienas. Los escenarios son coloridos y muy vivos, consiguiendo que te olvides que estás mirando un musical y no una película en directo.

 photo el-rey-leon-guepardo-jirafas-foto-catherine-ashmore_zpse37081c8.jpg

Los mecanismos para animar a los animales se las traen

Las piezas musicales coinciden con las de la película, más alguna que otra original, aunque todas sean fantásticas, es incomprensible la decisión de cambiar la letra de las canciones del film y para un Disneyfilo como yo eso es imperdonable. Olvidaos de escuchar el Hakuna Matata, Ciclo sin fin o Noche del amor de toda la vida, si bien el arreglo no está mal, el cambio duele a todos los que hemos crecido con esas canciones. Aún así, la música es espectacular y emocionará al más pintado.

 photo el-rey-leon-1_zps2797a4d0.jpg

El cuidado vestuario es uno de los protagonistas del musical

Por otra parte, la historia sigue al pie de la letra el guión de la película original, aunque da la impresión de que los momentos críticos (como la trágica muerte de Mufasa) son extremadamente escuetos, teniendo en cuenta el peso que tiene en la historia. Los actores cumplen con creces, conectando al instante con el público, las actuaciones de Zazu, Scar o Rafiki son simplemente perfectas, hechas a medida para el actor que los interpreta. Por otra parte la decisión de que Timón fuera andalúz no acaba de convencer, aunque el personaje te hiciera reír a carcajadas y le da el toque “de la tierra”, el acento choca a los que están acostumbrado al original. La voz de Nala adulta tampoco convence, dándole al personaje un tono demasiado adulto para la obra.

 photo el-rey-leon-reto-foto-johann-persson_zpsd684a141.jpg

La versión más emocionante y épica de Hamlet

Uno de los méritos del musical es que te deja en continuo shock, ya con la presentación de Simba al principio se te bloquean los sentidos con todo el chorro de colores, movimientos y música que recibes de sopetón y del que no te recuperas en toda la función. Los escenarios y caracterizaciones derrochan tal imaginación que consigue que te olvides de todo lo demás.

Es difícil valorar un espectáculo de este calibre, simplemente porque “es demasiado bueno”. El musical del Rey León es un espectáculo de emociones y sensaciones que te mantiene con una constante piel de gallina y con el que cuesta contener la lágrima. Un espectáculo que vale lo que cuesta y que sinceramente, creo que nadie debería morir sin verlo, pues vivirá una experiencia que se queda grabada en el alma y en los sentidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s