[ANÁLISIS] Portal

Photobucket ¿Os acordáis de esa oferta en Steam donde os podías descargar el primer Portal gratis por un tiempo limitado? Pues como “puño agarrao” que soy, corrí a hacerme con una copia de ese juego de Valve del que tanto (y bien) me habían hablado, tan buenos cortos inspiraba y que tantos GameArts protagoniza. Y aquí os traigo mis impresiones aunque un poquitín tarde porque el juego salió en 2007, ¡pero menos da una piedra!

Después de habérmelo pasado he llegado a la misma conclusión que muchos antes que yo: Portal no es un juego, es una experiencia.

Photobucket

Esta es EL arma

La verdad es que no tienes un objetivo definido en todo el juego, sólo completar pruebas dentro de los laboratorios de Aperture Science como si de un hámster te trataras, con la ayuda de una de las armas más originales que existen en el mundo de los videojuegos: el Aperture Science Handheld Portal Device (no se han cortado con el nombre), una pistola que crea portales (azules o naranjas) en superficies planas para poder teletransportarte de un portal a otro. Lo único que sabes es que superar esas pruebas tiene premio, el famoso pastel.

La protagonista (Chell para los amigos) será guiada por los laboratorios por una misteriosa voz robótica femenina que se meterá con ella, hablará con ironía y sarcasmo sobre las formas dolorosas y horribles de las que puede morir y recordará constantemente que posibilidades de sobrevivir, tienes más bien pocas. Hay que hacer mención especial a los comentarios de “la” robot, pues son ingeniosos como pocos.

Photobucket

Os aseguro que no hay pocas formas de morir

Toda la aventura transcurre dentro de los laboratorios y en primera persona. La ambientación es futurista, aunque poco a poco verás que no todo es lo que parece y hay zonas que dan verdadero mal rollo. Las 19 pruebas que tendrás que superar se basan en el uso del protagonista indiscutible del juego, los portales. Con un control de la física espectacular, crearás portales en todas las paredes y los usarás tanto para saltar como para acelerarte o esquivar las torretas que querrán acabar con tu mísera (ahí está la robot para recordártelo) vida.

La experiencia con los portales es difícil de explicar, pero para que os hagáis una idea, uno de los momentos más curiosos es cuando pones un portal delante de otro, creando el mismo efecto que si tuvieran un cristal delante de otro, creando copias tuyas hasta el infinito.

Photobucket

Te vas a estrujar el cerebro

Por contra, la música brilla por su ausencia, pero tampoco es que se la eche en falta (estarás tan concentrado con las pruebas que ni pensarás) y la dificultad, escasa, de las pruebas irá en aumento. El juego en sí es cortito, pero tiene modo contrarreloj y pruebas avanzadas para exprimirle un poco más su jugo naranjiazul. Los créditos finales son para darles un premio, además te tener la preciosa canción Still alive (la letra es genial) de fondo.

Poco sirve explicaros esto sin que lo probéis, pues es una experiencia de juego totalmente diferente a lo que nos tienen acostumbrados.

Eso sí, recordad estas palabras: The cake is a lie!

Os dejo con el genial y peliculero corto “No Escape” basado en el juego.

Anuncios

Un pensamiento en “[ANÁLISIS] Portal

  1. Pingback: Meet the… Team Fortress! | Blocodonia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s