[Lecturas] jPod

jPod es una novela y desde 2008 una serie de televisión ambas creadas por Douglas Coupland, autor de otras novelas como Microsiervos o Generación X.

Photobucket

Las piezas del jPod

A continuación una breve opinión y resumen del libro:

Junta a 6 programadores jóvenes muertos de asco en un mismo conglomerado de cubículos cuya creatividad se ve obcecada por una gran empresa de desarrollo de videojuegos. El resultado es jPod.

jPod (o JPod para evitar confusiones o copyright) es también el producto de un error administrativo. Todos los empleados cuyo apellido empieza por “J” acaban en el mismo sitio y, por eso, los trabajadores de jPod pueden trabajar en muchos y diferentes sectores. Aunque sean de diferentes ramas de la empresa, trabajar en jPod te convierte en un ser especial y cada miembro tiene sus rarezas.

La historia gira en torno a Ethan Jarlewski un joven programador que trabaja alegremente en jPod. Ethan vive en su mundo de videojuegos y en la globalización que acuna a la Generación X, pero a veces tiene que salir de su rutina y toparse con algunas dificultades.

Por ejemplo, su jefe, Steve Lefkowitz, un nuevo directivo de la empresa en la que trabaja Ethan que nada más llegar empieza a hacer cambios en un videojuego que ya está casi acabado y que empieza a desequilibrar toda su vida.

Su madre, Carol, cultiva marihuana de primerísima calidad y tiene que mantener su negocio a flote aunque requiera matar a alguien. Su padre, Jim, un ex ejecutivo que ahora prueba suerte en el mundo del espectáculo, desesperado por conseguir un papel con diálogo en cualquier sitio y su hermano, Greg que le relaciona con un peligroso mafioso oriental amante del karaoke y otras rarezas llamado Kam Fong, forman la familia Jarlewski.

Aparte de eso, en su trabajo se reúnen los especímenes más extraños jamás imaginables, como John Doe (Juan Nadie) que se cambió el nombre después de escapar de la comuna lesbiana regida por su madre e intenta ser lo más estadísticamente normal.

Cancer Cowboy, un inteligente programador adicto al tabaco, al jarabe para la tos y el sexo.

Bree, una chica que se muere por practicar el sexo una única vez con todos los hombres que se encuentra.

Mark “el malvado”, que desde una experiencia traumática todo lo que está a su alrededor debe ser comestible, por eso posee post-it sabor a limón o una grapadora de mazapán.

Y, en medio de este caos, la nueva chica por la que Ethan suspira, Kaitlin, una americana ex empleada de Apple que intenta escapar de jPod, pero con el tiempo aprenderá que es el mejor sitio para ella.

Normalmente trabajan como cualquier otro engranaje de una gran corporación, pero a veces nuestros chicos se aburren e inician algunas aventuras para entretenerse, concursos absurdos o tradiciones delirantes que hacen que la lectura de esta novela sea muy fresca y divertida. Encontrar cosas en Google (que se convierte en una parte importante de jPod), venderse por eBay, escribir cartas de amor a una mascota corporativa o marginar a alguien que traiga un tipo de hamburguesa son solo algunas de las cosas que los de jPod hacen dentro de la empresa.

Photobucket

Douglas Coupland, el prolífico escritor

Fuera de la empresa, Ethan deberá enfrentarse a otros desafíos, ya sea esconder cadáveres, salvar a su jefe en China o la de dar de comer a un grupo de refugiados chinos que le han quitado la ropa, todo ello plagado de críticas sagaces y datos interesantes de la sociedad moderna en la que vivimos.

Personalmente el libro me ha encantado, ya había visto la serie la cual me despertó curiosidad y me animó a comprar el libro, lo cual, me ha ofrecido algo mucho mejor que lo que pude ver en televisión. Posee muchas peculiaridades como novela, una de las características que me sorprendió más (y esto no aparece en la serie) es que el mismo autor, Coupland, aparece como un personaje más o menos relevante en la novela… y es bastante capullo si me permitís la indiscreción. Otra muy interesante es que el libro está plagado de spam o de páginas sin sentido con palabras sueltas, como si de un ordenador mismo se tratara.

Si os gustan los videojuegos, las situaciones que se escapan del control y los números primos o los 5000 primeros dígitos de Pi, jPod es una obra que no podéis dejar pasar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s