[Crítica] The Green Hornet

Últimamente se han hecho muchas películas de héroes y era de esperar que las productoras buscaran y rebuscaran para traer a otro enmascarado a la gran pantalla. Ahora es el turno de Green hornet (Avispón verde), una adaptación de una serie radiofónica de 1936 que fue adaptada repetidas veces a la televisión (por actores como Bruce Lee), al cine y a los cómics.

Pero ahora The Green Hornet se ha renovado y  está lista para demostrar que, pese a ser antigua, todavía puede enseñarnos cómo se repartia leña a la vieja escuela.

Photobucket

¿Cuanto tiempo aguantará Kato las tonterías del egocéntrico Britt?

Protagonizada y escrita por el siempre gracioso Seth Rogen, Green Hornet nos ofrece una comedia ligera, aunque a veces desternillante y siempre repleta de acción y grandes diálogos.

La historia gira en torno a Britt Reid, un niño rico el cual está afrontando la pérdida de su padre, un gran director de uno de los periódicos más relevantes del país. Aunque su relación con él no fuera muy agradable, Britt hace caso a sus consejos de hacer algo con su vida.

Un día, conoce a Kato, el mecánico de su padre y quien le preparaba el café. Kato es un joven brillante, con talento para las artes marciales y todo lo relacionado con la mecánica la ciencia.

Britt y Kato formarán un equipo muy singular, para limpiar la ciudad del crimen y traer el orden a la calles; pero esto no será tarea fácil, ya que su principal objetivo será el de parecer ‘tipos malos’, para que así otros malos se acerquen a ellos… una lógica un tanto dudosa, pero efectiva.

Para anticiparse a los errores que comenten los criminales, Britt y Kato contarán con la ayuda de la inteligente y bella secretaria/criminóloga de Britt, Leonore Chase, que les dirá casi como si fuera una adivina el próximo paso de ‘El green hornet’ (cuya auténtica identidad ella desconoce).

Como podéis ver la película es divertida, muy entretenida y cómica. Sus efectos especiales son buenos y no han escatimado en gastos, un ejemplo de esto es el coche de Britt tuneado por Kato, que aunque le falte la mitad trasera, es capaz de detener a la banda criminal más peligrosa de la ciudad. No obstante, mis compañeros y yo coincidimos en que tiene un tinte un poco gore o bestia, como muertes sangrientas o extremadamente dolorosas.

La película está plagada de gags graciosos, como el intento de escena romántica de Britt, que se acaba como una mano solitaria pegada a un cristal o el grito de lucha muy gamer de Kato que suena como: ¡Shoryuken!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s